El empleo es una herramienta clave tanto para la vida digna, el desarrollo personal y económico de las personas, sino también para la inclusión social y erradicación de la pobreza en las sociedades.

Además, el empleo fortalece la democracia y la gobernabilidad, aumentan las posibilidades de crecimiento económico para el país. También es una dinamizadora del desarrollo local y la potenciación de los emprendimientos es una forma de generación de empleo.